La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y el Consejo del Poder Judicial (CPJ) firmaron un Acuerdo de Cooperación para intercambiar información en los aspectos relacionados a las funciones de ambas instituciones para la aplicación de la Ley No. 108-05 de Registro Inmobiliario. El acuerdo fue firmado este miércoles por el doctor Mariano Germán Mejía, presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, y el licenciado Juan Hernández, Director General de Impuestos Internos.
 
Durante el encuentro, el titular de la DGII destacó la importancia del intercambio de informaciones entre ambas entidades, pues con ello se marca un hecho sin precedentes en la gestión tributaria del Impuesto a la Propiedad Inmobiliaria.
 
“Esto marca un antes y un después. Sin duda alguna, repercutirá en un mejor servicio al ciudadano.  Es el aporte de dos instituciones que a través de los años han logrado un desarrollo tecnológico eficiente. En el caso de la DGII, a través de su OFV recibe hoy día el 85% de las transacciones que hacen los contribuyentes, siendo además la primera institución en tener la Firma Digital. Esta sinergia entre la Jurisdicción Inmobiliaria y la DGII va a arrojar buenos resultados para beneficio de los ciudadanos”, dijo Juan Hernández.
 
De su lado, Mariano Germán, Presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), asegura que este acuerdo interinstitucional es solo el resultado del desarrollo institucional que ambas entidades han alcanzado y se hace con el propósito de beneficiar a los contribuyentes en los servicios  inmobiliarios y el pago de los impuestos en estas transacciones.
 
“De esta manera el servicio será más eficiente, con más transparencia y así lograr un mejor desarrollo al país”, concluyó Germán.
 
Ambos funcionarios destacaron la importancia del proceso de reforma llevado a cabo en cada una de sus instituciones y el impacto de las mismas sobre el sector inmobiliario.
 
Con la firma de este acuerdo, la DGII y el CPJ establecen un marco para el intercambio recíproco de información nacional, histórica y actual que posean o tengan acceso ambas instituciones, la colaboración en temas técnicos para la implementación de nuevas tecnologías, que permita fortalecer la seguridad jurídica, y en especial, el control fiscal de los registros de propiedad.
 
Asimismo, tanto la DGII como el CPJ se comprometen a ofrecer capacitación sobre los temas afines a sus disciplinas o que ayuden en la correcta interpretación y aplicación de las leyes, a facilitar un clima de intercambio para la búsqueda de soluciones a las dificultades que se presenten en torno a la correcta aplicación de las normativas indicadas, asumir un compromiso mutuo en favor de la búsqueda de un mejoramiento continuo en la obtención, uso, actualización y almacenamiento de la información disponible y a asumir un compromiso mutuo en favor de viabilizar los procesos de atención al usuario y de simplificación de los trámites que impliquen ambas instituciones. 
 
El Consejo del Poder Judicial se compromete a facilitar acceso remoto a las informaciones contenidas en el Sistema de Información para la Recuperación, Control y Explotación de Archivos (SIRCEA), previo establecimiento de los requerimientos técnicos de lugar, a apoyar a la DGII en la realización de consultas escritas con relación a las nuevas tecnologías y procesos incorporados a la jurisdicción inmobiliaria y en particular para aquellos que involucren temas fiscales, a establecer el procedimiento para viabilizar la interacción de la DGII y los órganos y dependencias correspondientes de la jurisdicción inmobiliaria para garantizar la exactitud en los mecanismos de publicidad del sistema registral.
 
La DGII por su lado permitirá el acceso remoto a las informaciones relevantes a las que tengan acceso o estén contenidas en sus sistemas así como al Indicador de Registro de Propiedad de Inmuebles; ofrecerá capacitación sobre procesos internos, tecnología o los temas afines a sus disciplinas que ayuden en la correcta interpretación y aplicación de las leyes, establecerá mecanismos fehacientes para garantizar la comunicación oportuna de la creación y modificación de los sistemas utilizados y mayor eficiencia en los mecanismos de cobros que la jurisdicción inmobiliaria debe retener. Tanto la DGII como el CPJ se comprometen a guardar confidencialidad sobre las informaciones que no tengan carácter público, recibidas de la otra parte. En particular, no se publicitarán las características técnicas de los sistemas utilizados, así como cualquier información que pudiera afectar la seguridad sin el previo consentimiento formal y por escrito de la otra parte.
 

Compartir esta publicación